Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Fortalecimiento Educativo en Cerro Largo

Fortalecidos

Estudiantes adultos durante una clase
Fecha: 02/09/2013
Autor: MIDES
Foto: Archivo MIDES

Fortalecimiento Educativo es un programa dirigido a personas mayores de 14 años que no sepan leer ni escribir, que no hayan completado la educación primaria o que aspiren a mejorar su calidad de vida. Este programa es coordinado por el MIDES y ANEP. A continuación se presentan algunas de las experiencias relatadas por maestros del departamento de Cerro Largo.

La maestra Olga

Olga Bentancour es maestra y directora de escuela en Río Branco, departamento de Cerro Largo. Está a cargo de un espacio de Fortalecimiento Educativo que funciona en un local del MIDES. Allí trabaja junto a psicólogos, asistentes sociales y coordinadores. Juntos conforman un equipo que atiende las situaciones de 31 estudiantes. Son 27 quienes asisten regularmente, mitad jóvenes y mitad adultos. Además de los problemas de alfabetización (algunos no saben escribir su nombre) y de nivelación, producto de una educación abandonada hace tiempo o con poca continuidad, deben abordar problemas de adicciones, de conflicto con la ley, y deserción del grupo, entre otros.

“Con los mayores no tengo problema porque ellos asisten voluntariamente, pero los jóvenes no tienen continuidad”, comenta Bentancour. Con los más jóvenes hay que trabajar más, para que no se desvinculen, y para esto el apoyo del equipo técnico es fundamental.

Con “L” de libertad

“Yo le digo compañeros, porque para mí lo son, trabajamos juntos”, dice Belmonte Serra cuando se refiere a sus estudiantes. Serra está a cargo del espacio de Fortalecimiento Educativo que funciona dentro del Centro de Reclusión Departamental de Melo, en Cerro Largo. Ésta es su primera experiencia como docente de adultos. En Primaria trabaja como maestro y director de escuela. Si bien en el centro de reclusión ya existía educación para adultos, la experiencia de fortalecimiento en novedosa. Sin embargo Serra comenta que “no es tan sencillo coordinar” por la naturaleza de la población, que se encuentra bastante aislada a causa de la privación de libertad.

También es complejo lidiar con “los cambios de ánimo de los reclusos”, cuenta Serra. “A veces una mala noticia de afuera ya los hace faltar”, agrega. Sin embargo no todo es negativo. Si bien ninguno pudo certificar todavía primaria, el maestro cuenta que un recluso “que ya tenía tiempo adentro” pidió que le cambiaran los días de salidas transitorias porque le coincidían con las clases y no quería faltar. “Le redactaron una carta al Juez y todo los reclusos”, cuenta Serra. Es que los reclusos que están más motivados entusiasman a otros para que vayan.

El trabajo de Serra es, por ahora, bastante solitario. Coordina con las autoridades del centro de reclusión, pero el resto del trabajo se hace con quienes logran la libertad, cuando salen. Actualmente tiene un grupo que oscila en el entorno de los 11 participantes. Entre ellos hay algunos que no conocen ni las vocales, mientras otros han pasado por UTU o han adquirido ciertos conocimientos a lo largo de su vida.

Trabajo en equipo

Maris Silvera es maestra del Programa Fortalecimiento en Fraile Muerto, en el departamento de Cerro Largo. También es su primera vez como docente de adultos. Silvera cuenta con satisfacción que “ayer acreditaron cuatro” de los veinte estudiantes del grupo, que está compuesto por 12 adolescentes y 8 adultos. La posibilidad de acreditar la escuela primaria es una de las novedades de este programa. El grupo es heterogéneo, mientras algunos estudiantes no conocen las vocales, otros están cursando UTU paralelamente y lo que necesitan es profundizar los conocimientos. La maestra rescata el gran interés que demuestran sus alumnos. Del grupo de 20 concurren casi todos, salvo excepciones.

En el caso de los adolescentes, carecen de un sostén familiar que les permita sostener los cursos adecuadamente, y a veces “hay que ir a buscarlos”, cuenta Silvera. Este espacio funciona con apoyo del SOCAT de la zona y una coordinadora de Jóvenes en Red que además es psicóloga. Silvera atribuye además el éxito de la convocatoria a que Fraile Muerto, por ser una ciudad pequeña, no cuenta con lugares de reunión para los jóvenes, más allá de la plaza del pueblo. En Fortalecimiento Educativo, además de aprender lenguaje y matemáticas, encontraron un lugar donde compartir entre pares.

Estos testimonios fueron recogidos en el primer encuentro nacional del Programa Fortalecimiento Educativo, que se realizó el pasado viernes 30 de agosto en el edificio central del CODICEN.

Agregar comentario
 
Escriba el texto de la imagen
Redes sociales Facebook oficial del Ministerio de Desarrollo Social Canal oficial del MIDES en Youtube Cuenta oficial de Twitter del Ministerio de Desarrollo Social Cuenta oficial del MIDES en LinkedIn Cuenta oficial del MIDES en Instagram