Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Agosto: mes de las juventudes

Director con tarjeta

Primer Plano de Federico Barreto en Casa INJU
Fecha: 10/08/2017
Autor: MIDES

En el Mes de las Juventudes entrevistamos al nuevo director del INJU, Federico Barreto. Tiene 28 años, es licenciado en Comunicación y se estaba desempeñando como asesor del Sistema de Cuidados. “El desafío es entrar con este ritmo y mantenerlo”, expresa Barreto, cuya primera meta está en la carrera 5K, este año bajo la consigna “Nos mata la desigualdad de género”, para demostrar que “los jóvenes no solo se comprometen con los temas de ellos”, presentando a la juventud como motor de un cambio cultural urgente y necesario.

Barreto pasa a formar parte desde el 1º de agosto de una tradición de directores jóvenes que continúa desafiando el orden establecido, facilitando rebeliones, buscando recuperar valores sí, pero “también dejar algunos atrás, como ciertas formas de machismo”.

“Me hiciste acordar de que tengo que activar las notificaciones de la aplicación [de la tarjeta joven]”, dice y sonríe. No es usual que un director nacional tenga vigente un beneficio pensado para jóvenes entre 14 y 29 años.

Según Barreto, la incorporación del INJU al MIDES en 2005 no solo implicó la acción de “juntar todo lo que era parecido en un mismo lugar”, sino que representó un “cambio de paradigma donde se pasó a una visión de la juventud como algo más integral”. De hecho hoy ya no se habla de juventud como algo homogéneo sino de “juventudes”, una etapa de la vida tan dinámica y multifacética como pueden ser las circunstancias en las que a la persona le toca transitar por ella.

Para Barreto sigue siendo un objetivo a alcanzar, por más que se esté más cerca hoy que hace diez o quince años, romper con la idea de juventud estigmatizada. En esa línea fue la consigna de la primera 5K del INJU en 2011 “Ser joven no es delito” y se pretende continuar hoy con esa impronta provocadora, polémica si se quiere, pero que tiene que ver también con esta cuestión de ser joven y motor de los cambios que la sociedad necesita.


Algo qué decir

“Nos mata la desigualdad de género” para el nuevo director tiene varios niveles de lectura. Se busca priorizar el tema de la desigualdad de género, sobre todo a la luz de un año tan intenso como 2017, donde la marcha del 8 de marzo tuvo una fuerte presencia de jóvenes entre la multitud que convocó. Pero el mensaje busca además sumar la fuerza de lo que ya es un hito, un clásico de gran convocatoria a nivel nacional, como la 5K del INJU, y ponerlo al servicio de esta causa.

“Las transformaciones culturales también son señales de los cambios implementados a través de las políticas sociales” y “hoy están en la agenda de derechos temas como las adicciones, la salud sexual y reproductiva e incluso el suicidio”, dice Barreto. “Hemos pasado de la sociedad de los tabúes a una sociedad que se anima a hablar más de ciertas cosas”, agrega, y dice que ese es el camino que pretende seguir el INJU.

 

Viejos dilemas

Más allá de los logros alcanzados que se reflejan en la baja de los indicadores de pobreza e indigencia en la última década en nuestro país, hay una constante que se mantiene, y es que entre “los pobres que nos quedan” sigue habiendo una fuerte presencia de niños, adolescentes y jóvenes.

Para Barreto el lugar que se le otorga a los jóvenes en una sociedad, sobre todo en una sociedad envejecida como la nuestra, es de suma importancia. En este sentido el director destaca la incorporación reciente al INJU de programas que abren el espectro de juventudes con las que se trabaja.

Jóvenes en Red es un ejemplo, ya que se enfoca en el trabajo con los jóvenes en situación de mayor vulnerabilidad. Desde que comenzó a operar en 2012 , han pasado por este programa más de 6000 adolescentes y jóvenes desvinculados del estudio y el mercado de trabajo formal.

Se trata de jóvenes que en el momento de mayor oportunidad del ciclo vital o bien tienen que quedarse en la casa al cuidado de sus hermanos menores o adultos mayores, sobre todo en el caso de las mujeres, o no consiguen su primer empleo por falta de “red de contactos personales”, que es la forma más extendida en la que los jóvenes consiguen empleo todavía en este país, explica Barreto.

Esto no sólo es un problema de los jóvenes más pobres, sino que es una costumbre muy arraigada que limita la movilidad social, ya que afecta sobre todo a los jóvenes sin experiencia laboral previa, explicó el director del INJU.

Y dentro de estos “núcleos duros” de pobreza y exclusión social se encuentran los adolescentes y jóvenes privados de libertad para quienes se creó un programa en conjunto, INJU, INAU e INISA, denominado Acompañamiento al Egreso en Comunidad. No obstante esta problemática no es excluyente de la cárcel para mayores, donde gran parte de la población también es jóven y sobre todo, joven y pobre.


Conozco la canción

Este 2017 será la primera vez en lanzarse, en el marco de la 5K y el mes de las juventudes, una convocatoria abierta a jóvenes artistas para elaborar un tema musical sobre la consigna “lo que nos mata es la desigualdad de género”. Sin restricciones estéticas, se podrá enviar un demo hasta el 12 de agosto. La propuesta que resulte seleccionada, además de representar la emblemática carrera 5K, tendrá la oportunidad de ser interpretada ante un público de aproximadamente 20.000 personas el día del lanzamiento de la largada en Montevideo.

 

 

Redes sociales Página oficial en Twitter del MIDES Canales RSS del MIDES Canal en Youtube del MIDES Página oficial en Google+ del MIDES Página oficial en LinkedIn del MIDES Página oficial en Facebook del MIDES