Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
URGENCIAS. SALUD, EDUCACIÓN, Y POBREZA EN EL DEBATE

Los países del mundo retoman el compromiso con la juventud

Fecha: 06/09/2010
Autor: La República

Culminó el 27 de agosto en México la Conferencia Mundial de Juventud. Uruguay participó con una delegación, donde se reunieron además representantes de gobierno y organizaciones no gubernamentales de todo el mundo.
La educación, salud, pobreza, participación, estuvo en el orden del día de la Conferencia Mundial que fue organizada por el Gobierno de México con el apoyo de Naciones Unidas, y que se desarrolló en el Año Internacional de la Juventud bajo el slogan "nuestro año, nuestra voz".

Según informó el portal de la Presidencia de la República la delegación uruguaya que participó de esta actividad estuvo conformada por representantes del Poder Legislativo, del MIDES, del MSP y de la sociedad civil y estuvo presente en las discusiones previas que desembocaron en la Declaración de Guanajuato.

El encuentro fue propicio para que los Gobiernos participantes se comprometieran a exhortar a otras naciones, al aporte de recursos económicos para fortalecer la cooperación internacional e instrumentar el Programa Mundial de Acción para los jóvenes.

En cuanto a "políticas públicas, e inversión", la Declaración propone priorizar crecientes inversiones destinadas a los jóvenes a través de marcos legales y políticos y, en los planes de desarrollo nacional, desplegar estrategias, políticas e institucionalidad con el objetivo de garantizar su desarrollo integral.

En referencia a la temática de "pobreza y hambre", se propuso avanzar en políticas económicas para el crecimiento sostenible que reduzcan la desigualdad de ingresos y garanticen la igualdad de oportunidades de ingreso, alimentación y empleo para todos los jóvenes.

También se acordó desarrollar programas de capacitación para que este público objetivo mejore los métodos de producción y comercialización. Dentro de este ítem, se decidió desalentar la adopción de cualquier medida unilateral que vaya en contra de la legislación internacional y la Carta de Naciones Unidas y que obstaculice el bienestar y el pleno goce de todos los Derechos Humanos.

En el capítulo de "educación", se acordó promover el ingreso y permanencia de los jóvenes en las instituciones de educación en todos los niveles, con especial atención en las mujeres y jóvenes que viven en la pobreza y situaciones de vulnerabilidad.

También se planteó el establecimiento de programas de educación inicial, alfabetización y desarrollo de habilidades para la vida, capacitación vocacional, abordaje de la deserción escolar y el ofrecimiento de una segunda oportunidad a los jóvenes que no culminaron su formación básica.

Dentro de este punto, se trató el desarrollo de programas de educación no formal y el reconocimiento o la certificación de dichos programas desarrollados por la sociedad civil.

En el apartado de "salud" se reconoció la necesidad de garantizar la plena realización del derecho al goce del grado máximo de salud física y mental y el fortalecimiento de esfuerzos para alcanzar las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Se buscará lograr el involucramiento de los jóvenes en programas que fomenten un estilo de vida saludable, la práctica de deportes, la actividad física, descanso y disfrute del tiempo libre, entre otros hábitos saludables.

Dentro de este capítulo, se estableció la implementación de políticas públicas que garanticen el acceso a la salud sin discriminación e incrementando la calidad y cobertura de los sistemas de salud. Se incluye especialmente la sexualidad y salud reproductiva y la reducción de la mortalidad y morbilidad maternas.

También se tratan de forma específica, temas tales como el empleo, la equidad de género, la tecnología e innovación, la cultura, acceso a la justicia y seguridad, la participación, desarrollo sostenible y la migración internacional.

Participación uruguaya
En la exposición en México, el Subsecretario de Desarrollo Social, Lauro Meléndez dijo que de los 3.300.000 habitantes, 1.500.000 son menores de 29 años y de esa cifra, 970.000 son niños, niñas y adolescentes. Añadió que Uruguay es un país sensible ya que no sólo se interesa por los problemas de los jóvenes uruguayos sino también de los jóvenes del mundo entero.

Meléndez afirmó que el primer gobierno de izquierda en la historia del país, que asumió en 2005 logró -tal como se había comprometido- bajar del 30 al 20% la pobreza.

Añadió que los niveles de indigencia, se redujeron del 4%, al 1,5%. Expresó que en un segundo mandato de la misma fuerza política, el Gobierno se plantea la importancia de atender la vida de o a 3 años, la infancia, la adolescencia e incorpora las problemáticas de los jóvenes para el desarrollo de su vida plena.

 

Redes sociales Facebook oficial del Ministerio de Desarrollo Social Canal oficial del MIDES en Youtube Cuenta oficial de Twitter del Ministerio de Desarrollo Social Cuenta oficial del MIDES en LinkedIn Cuenta oficial del MIDES en Instagram