Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Quilombo 2016: racismo institucional

Espacios de libertad

plano general a la mesa de autoridades
Fecha: 07/07/2016
Autor: MIDES

“El principal desafío que tenemos es entender que el racismo existe, los números así lo demuestran, y que no es un problema de la población afrodescendiente sino de todo el Uruguay como sociedad”, afirmó Federico Graña, director nacional de Promoción Sociocultural del MIDES en declaraciones a la prensa durante la edición de Quilombo 2016.

El evento tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad en el marco del las actividades del mes de la afrodescendencia, también en el decenio internacional de las personas afrodescendientes 2015-2025.

Esta edición 2016 de Quilombo abordó la temática del racismo institucional que le otorgó al evento un tono de revisión y autoevaluación de las políticas que hacen a la equidad entre las personas en el ámbito público.

Graña destacó que el MIDES “es un bicho raro”, porque es una institución relativamente nueva que debe trabajar por los derechos de las personas en una sociedad envejecida. El MIDES entonces como institución nueva ya nace con mecanismos de equidad racial, a diferencia quizás de otras instituciones de más larga data".

El MIDES entonces, además de ser garante de estos derechos, debe aplicar el modelo y predicar con el ejemplo para que éste se replique en otras organizaciones.

“Es necesaria la inversión estatal para que se procese un cambio”, afirmó Graña. El jerarca se refirió a “invertir en la variable”, es decir, introducir el tema para darle visibilidad.

“Se trata de preguntarnos cuántas personas afro hay en una institución o cuando hacemos una política de vivienda si beneficia o no a esta población. A veces ni siquiera está la pregunta”, problematizó el director.
El hecho de que aparezca por ejemplo la variable en el certificado de nacido vivo así como en otros formularios, representa un gran avance según Graña.

En la sociedad en la que vivimos hoy la situación de clase, étnico racial, de género u orientación sexual interactúa y va configurando “a esos otros” que son vistos como “afuera” de lo que se considera el estándar.

Graña pone el ejemplo de la categoría “buena presencia” para conseguir un empleo y se pregunta qué significa tener buena presencia. Sin temor a equivocarse se responde: ser blanco, delgado, de ojos claros. En este ejemplo caricaturizado queda plasmado “el hueso” de la discriminación, incorporación y naturalización por parte de la sociedad de ciertos cánones de belleza, por ejemplo. ¿Y qué es la belleza? El preguntarse es el principio de la respuesta.

 

Sí o sí

En cuanto a las acciones afirmativas, el director de Promoción Sociocultural fue categórico: “se trata de darle cierta ventaja en una carrera a alguien que sabemos que comenzó a correr tres cuadras atrás”. Las becas de estudio, los llamados laborales con cupos para afodescendientes en este sentido no representan dádivas otorgadas por el color de la piel sino que son medidas de justicia social, de promoción de la equidad, que vienen a subsanar un racismo que persiste y que, en el mejor de los casos, llevará algo más de una década erradicar. Los números están a la vista.

 

Redes sociales Facebook oficial del Ministerio de Desarrollo Social Canal oficial del MIDES en Youtube Cuenta oficial de Twitter del Ministerio de Desarrollo Social Cuenta oficial del MIDES en LinkedIn Cuenta oficial del MIDES en Instagram