Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Migración y Derechos Sociales en las Ciudades 2017

Aldea global

mujer afro sonriendo
Fecha: 17/03/2017
Autor: MIDES
Foto: Archivo MIDES

El viernes 17 de marzo se presentó una serie de investigaciones en el marco del Seminario Regional de Migraciones y Derechos Sociales en las Ciudades organizado por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH). El debate giró en torno a los resultados obtenidos para las ciudades de San Pablo, Buenos Aires y Montevideo, pertenecientes a países miembros del MERCOSUR.

Se presentaron tres investigaciones. Una con un anclaje en la ciudad de Buenos Aires “La situación de las personas migrantes regionales en la Ciudad de Bs As. Acceso a derechos sociales y estadísticas de criminalidad”; otra en San Pablo “Migrantes regionales en la ciudad de San Pablo. Derechos sociales y políticas públicas”, y la tercera sobre Migración reciente en Uruguay “Caracterización de las nuevas corrientes migratorias en Uruguay. Nuevos orígenes latinoamericanos: estudio de caso de las personas peruanas y dominicanas.”

A partir de la presentación de este conjunto de investigaciones recientes que analizan el acceso a derechos sociales de la población migrante en Montevideo, Buenos Aires y San Pablo, se buscó el debate que promueva desafíos para garantizar los derechos humanos de todas las personas que viven en el territorio del MERCOSUR en el escenario actual.

Se parte de la base que el diseño y la implementación de políticas públicas que apunten a la inclusión de las personas inmigrantes en la vida de las ciudades y que garanticen la plena vigencia de sus derechos, deben partir de información adecuada sobre las formas de inserción de estos colectivos, así como sobre los obstáculos que enfrentan para acceder a sus derechos, especialmente los derechos sociales.

La cita tuvo lugar en el Auditorio de Relaciones Exteriores de Uruguay y reunió a técnicos y expertos interesados en la temática. Durante la mesa de apertura, Federico Graña, como representante del MIDES, hizo alusión a las dificultades a las que deben enfrentarse los inmigrantes en nuestro país y apeló a que “no tenga que ser una especie de vía crucis por el Estado obtener una residencia”.

En este sentido hubo acuerdo entre los países representados en que muchas veces las dificultades se deben a una falta de información o mal manejo de la misma a nivel de las oficinas públicas. Por tal motivo la tendencia actual apunta a generar una “ventanilla única”, es decir, que se maneje la misma información y se comparta a nivel de Estado para evitar este peregrinar.


Claves para entender Montevideo
Las investigaciones presentadas se centran en la migración reciente. En el período 2007 a 2015 se nota un incremento de inmigrantes provenientes de países latinoamericanos no limítrofes, como República Dominicana, Venezuela, Colombia, Bolivia y, en menor medida, Cuba.

En este contexto se realizó la investigación “Caracterización de las nuevas corrientes migratorias en Uruguay. Nuevos orígenes latinoamericanos: estudio de caso de las personas peruanas y dominicanas”.

La misma es el resultado resultado de un convenio entre el Ministerio de Desarrollo Social y la cooperación internacional (OIM, UNICEF, UNFPA) para el estudio de las corrientes migratorias recientes, en el cual participaron FCS de la Udelar, la DNPSC, la DINEM e Inmujeres del MIDES.

De dicha investigación se desprende por ejemplo que más de un 70% de la población migrante está constituida por mujeres, sobre todo procedentes de Colombia, Bolivia y República Dominicana.

Si bien más de la mitad de la migración reciente se instala en Montevideo, también se puede encontrar en Canelones y Maldonado.

Dentro de la ciudad de Montevideo, los barrios con mayor presencia de migrantes son Ciudad Vieja, Pocitos y Punta Carretas.

En general presentan dificultades a la hora de acceder a un empleo. En cuanto a su lugar de ocupación, se encuentran en la franja más alta y en la muy baja.

Se constata una alta prevalencia de la informalidad y la sobrecalificación, sobre todo en las mujeres migrantes.

También se pudo apreciar un acceso desigual a los servicios de salud, sobre todo entre los mayores de 65 años y los menores de 3 años.

En cuanto al sistema educativo, entre la población de 4 a 17 años la inserción es total.

Los datos en materia de vivienda, sin embargo, son parciales, puesto que la Encuesta Continua de Hogares sólo analiza las residencias particulares, quedando por fuera las de carácter colectivo como pensiones, donde se nuclea buena parte de esta población.


Te recomiendo
A modo de conclusión y como recomendaciones finales, se dejó planteada la necesidad de contribuir a la preparación de la inmigración en el país de origen, así como contar con talleres de orientación laboral para los inmigrantes.

En cuanto al país anfitrión, se evaluó la necesidad de generar campañas de sensibilización en pos de derribar mitos, como por ejemplo que el inmigrante representa una competencia para el mercado laboral. Del estudio se desprende la complementariedad en este sentido, por lo que una campaña que además promueva la acogida sin discriminación mejoraría la experiencia y promovería que nuestro país se constituya también a nivel simbólico como un lugar para todos y todas.

 

 

 

0800 7263
Redes sociales Página oficial en Twitter del MIDES Canales RSS del MIDES Canal en Youtube del MIDES Página oficial en Google+ del MIDES Página oficial en LinkedIn del MIDES Página oficial en Facebook del MIDES